EL TELÉFONO DE LA ESPERANZA

 Un servicio que atiende las 24 horas para escuchar y orientar a las personas que no encuentran una salida. Pertenece a la dióseis de San Isidro y fue galardonado por el Senado de la Nación. Personas con intención de suicidarse, de abortar, etc, encuentran allí una orientación.

















23/11/09. La Honorable Cámara de Senadores de la Provincia ha otorgado el Premio Anual Mujeres Innovadoras 2009 a la vecina Estela María Viñuales en el rubro Actividades Solidarias. La creadora de Teléfono de la Esperanza desarrolla una invalorable tarea por ayudar al prójimo. Con su trabajo ha logrado más de 250 encuentros familiares que la llenan de alegría e intervino para que algunos familiares sean capaces de perdonar a otros y relacionarse nuevamente.


La señora Vinuales es creadora y coordinadora del proyecto Teléfono de la Esperanza, de la diócesis de San Isidro, desde el año 1997, que atiende las 24 horas y  cuenta con muchos voluntarios que brindan su apoyo. Se trata de un teléfono solidario que atiende con un oído atento y un corazón abierto hacia el que sufre.

Este fue el lema elegido por todos. Aún hoy sigue funcionando y ha recibido más de 40.000 llamados en estos años, algunos de los cuales son en situaciones límite como por ejemplo personas  a punto de suicidarse.

Más tarde, Estela descubre la necesidad de tener un correo para poder recibir confidencias muy difíciles de relatar y poder ayudar desde ese espacio: esto surgió en 2003. El E-mail: telefonodelaesperanza@hotmail.com y el correo a su vez figura en la página de Internet creada por ella: www.telefonodeesperanza.com

A raíz de otros llamados de personas que  por distintos motivos habían sido separadas de sus familias de origen, es que “inventó” la tarea de ponerse a buscar personas que así lo requerían.

Teniendo un amplio manejo de Internet, comenzó a colaborar en un sitio de búsqueda de personas. Para ese fin abrió un correo llamado: buscahuellas@gmail.com en el que recibe pedidos y del que manda datos.

Con su tarea Estela ha logrado más de 250 encuentros familiares que la llenan de alegría e intervino para que algunos familiares sean capaces de perdonar a otros y relacionarse nuevamente. Muchas veces se ha apersonado en los domicilios tratando de ubicar a la persona buscada, generalmente con final feliz.

Estos datos pueden ser fehacientemente comprobados. Todas estas tareas las hace totalmente ad-honorem.

Obviamente, los voluntarios del Teléfono de la Esperanza comparten la alegría de su coordinadora al ser reconocido el valor de las tareas que ella realiza.

Fuentes:  http://contintanorte.com.ar/?p=6293
                Semanario "Cristo Hoy"  Año 15  nº811

               

Comentarios

Entradas populares